El aspecto del ácido nicotínico es de un polvo granulado fino, fluido y de color blanquecino amarillento.